Procesos de duelo y pérdida en adultos

En adultos, este proceso es variable y depende de la pérdida de la situación que lo acompaña. Provoca sentimientos intensos a los que no sabemos dar respuesta, ya que no los experimentamos a menudo.

 

Es posible que, en estos procesos, nos sintamos tristes, enfadados, exista cierta culpa, ansiedad, impotencia o shock, entre otras sensaciones. Debemos tener en cuenta que las reacciones varían según la persona; por lo tanto, podemos hablar de normalidad cuando estas se presenten en un período corto de tiempo desde que sucedió la pérdida.

 

Una de las tardeas más importantes es el trabajo que realizamos con esta pérdida; sabemos que tendremos que realizar diversos pasos para poder avanzar en este proceso tan largo y lleno de obstáculos.

 

El proceso debe ser activo. Tendremos que realizar tareas para poder pasar por las diferentes etapas. Siempre que la pérdida sea cercana, se recomienda buscar ayuda de un profesional especializado en este ámbito para que sea más beneficioso.

tasques_cas